viernes, diciembre 07, 2012

La alfombra voladora y Ave María de y por Julia Varley del Odin Teatret



Una entrega de dos presentaciones son las que esta vez la actriz inglesa Julia Varley, participante del Odin Teatret y de las enseñanzas de la poética teatral de Eugenio Barba, son las que en el espacio del Teatro Empire desarrolló este año en Buenos Aires. El Baldío Teatro1 es el grupo que habitualmente nos sorprende con estas presencias de teatro antropológico como una de sus actividades de encuentros, seminarios y festivales. El martes en una tarde de un día agitado, presentaba sin embargo la posibilidad de asistir a una clase teórica y práctica del uso de la voz y sus múltiples posibilidades de color y registro. En La alfombra voladora, desde una sola frase, o con pequeños textos que eran el soporte de la ductilidad fónica de la actriz, fuimos testigos de un despliegue de personajes posibles creados desde el trabajo sobre una herramienta indispensable para la función teatral, pero que en las manos de la Varley se desplegaba en universo de imágenes que surgían desde la tensión de las cuerdas vocales. Definido por la actriz como un espectáculo / demostración sobre el trabajo con el texto, asistimos como espectadores a la maravilla de su trabajo, clase teórica / práctica que anticipó el despliegue que luego veríamos al día siguiente en la presentación de Ave María; yo te saludo María, jugando con la doble intencionalidad de un título que recuerda a la imagen consagrada de la virgen, madre de Dios, y a la de la actriz chilena María Cánepa a quien se le rinde homenaje. En los artículos que citamos en la bibliografía Varley expone como desde las dificultades físicos y de relación con el medio la bailarina hindú Sanjukta Panigrahi, y el modo que pudo dar cuenta de la danza Odissi. De la misma manera, nos presenta su trabajo, expresando ante las preguntas del público, que el camino de la creación nace a partir de los obstáculos y las dificultades a vencer. El cuerpo como herramienta, cuerpo cosificado por la sociedad y que la danza y el teatro vuelven materia maleable, dándole la posibilidad de ser una humanidad en un misterio único. En Ave María el personaje Mr. Peanuts[2] es la puesta en acto del espectáculo / demostración del día anterior, con la desmitificación de la muerte y con un relato donde el personaje recrea o, mejor dicho, crea otros personajes a partir de historias distintas, con algunos pequeños cambios de vestuarios y demostrando tener sentimientos humanos. Esta muerte es dadora de vida y de ilusión, en un pacto ritual entre ella y el espectador será éste quién, en última instancia, le da un sentido al relato, pues a simple vista sólo es una sucesión de actos. Un personaje-anfitrión de gran altura que por rostro tiene una calavera y, a su vez, nos niega el rostro de la actriz, pero esto no impide que haya armonía en sus movimientos y gestualidad corporal, con los distintos tonos de voz va construyendo el espacio ficcional, mientras la voz en off duplica la teatralidad. El personaje expresa que “el Arte es un acto de amor” porque es el punto de encuentro entre la obra y el espectador, obviamente esto se logra cuando hay pasión, técnica y trayectoria como es el caso indiscutible de Julia Varley.  En el espacio escénico algunos objetos que se resignifican a partir del discurso verbal y corporal de la actriz: un maniquí, una capelina, un tocado de novia, el pañuelo, un muñeco bebe,… Un trabajo actoral que pone en crisis el estatuto del personaje en su sentido tradicional, un personaje que vamos construyendo a partir de los mínimos datos que desde el espacio escénico se nos brinda. O mejor dicho, a partir de un “cuerpo dilatado”, siguiendo a Barba:

Un cuerpo-en-vida es más que un cuerpo que vive.
Un cuerpo-en-vida dilata la presencia del actor y la percepción del espectador.
Frente a ciertos actores, ese espectador es atraído por una energía elemental, que lo seduce sin mediaciones, aún antes de que haya descifrado cada una de las acciones, se haya preguntado sobre el sentido y lo haya comprendido. 
(1990: 54)                                                

Si al entrenamiento físico debe acompañar también el entrenamiento mental, en un largo trabajo cotidiano sobre la dificultad propia de cada actor y, como comentó Varley que ha trabajado sobre su propia dificultad, ante nuestra mirada atenta esa dificultad se ha transformado en energía de mutación constante. Es difícil para la experiencia espectatorial que la emoción no sea una consecuencia lógica de semejante experiencia.




La alfombra voladora y Ave María de y por Julia Varley del Odin Teatret, dirección Eugenio Barba. Noviembre 20/21 de noviembre de 2012. Teatro Empire.












Barba, Eugenio – Nicola Savarese, 1990. “El cuerpo dilatado” en El arte secreto del actor. Diccionario de Antropología Teatral. México: Pórtico de la Ciudad de México: 54-55.

Varley, Julia, 1998. “Sanjukta baila para los dioses” en Teatro XXI, primavera, año IV, número 7, (primera parte)

__________, 1999. “Sanjukta baila para los dioses” en Teatro XXI, otoño, año V, número 8, (segunda parte)




1 El Baldío es un grupo de artistas dedicado a la investigación teatral dirigidos por Antonio Célico. Desde su fundación se radicó en Ciudad Jardín, El Palomar, Buenos Aires.  El trabajo constante de los integrantes abarca, por un lado, el entrenamiento físico y vocal, la creación de espectáculos y la transmisión de la experiencia a través de talleres, seminarios y laboratorios; por el otro, incluye la organización de festivales y encuentros que promuevan el intercambio entre artistas y grupos y la comunidad, y la realización del proyecto editorial. Desde 1996 integra la red de teatro El Séptimo, fundada por El Baldío y Viajeros en dicho año, concebida como un espacio de aprendizaje alternativo y orientado a la realización de encuentros, seminarios y festivales en distintos puntos del país, especialmente en la Ciudad de Humahuaca, provincia de Jujuy. Desde 1997 realiza anualmente el Festival de la Víspera con la presentación con entrada libre y gratuita de espectáculos de teatro, circo, música, teatro callejero e intervenciones de artistas plásticos, tanto nacionales como extranjeros.

[2] http://www.odinteatret.dk/productions/current-performances/killing-time.aspx


1 comentario:

  1. Deuteronomio 18 :11 ay de aquellos que le pidan a los muertos, ABOMINABLE A LOS OJOS de Dios... Amado amigo, Maria duerme, no hay texto bíblico de Maria en los cielos, sólo Jesucristo subió a los cielos en una nube dice la Santa Biblia

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails